Portada / Fórmula 1 / Fernando Alonso indica que tiene una alternativa para 2018

Fernando Alonso indica que tiene una alternativa para 2018

Fernando Alonso asegura que ya tiene un “plan” en mente sobre los pasos que debe dar en los próximos meses para ponerse a sí mismo en un volante ganador en 2018, aunque insiste en que aún no ha tomado una decisión sobre su futuro en McLaren. Aparca cualquier deliberación hasta verano, incluso hasta octubre, y comenta que si no dice nada antes es porque no quiere “mentir” a los aficionados.

La renovación de Alonso es una de las líneas argumentales de la temporada 2017. A sus 35 años, el bicampeón se ve con fuerzas y determinación, y ansía un monoplaza que le permita ganar a corto plazo para despedirse de la categoría reina del motor con los resultados exitosos que se le han escapado en los últimos años.

En una entrevista radiofónica con El Partidazo de la COPE, Alonso se ha pronunciado sobre cómo enfoca estos meses tan determinantes para su futuro en la Fórmula 1. Reitera que quiere continuar en el deporte, pero que quiere un monoplaza que esté en disposición de ganar carreras desde el Día 1. No quiere proyectos a medio hacer.

“El plan lo tengo más o menos trazado”, ha dicho el asturiano, preguntado por Carlos Miquel y Juanma Castaño. “No me voy a sentar con nadie, ni conmigo mismo, hasta septiembre cuando pasen las vacaciones de verano y las cosas estén más avanzadas para todo el mundo”.

Después de tres años de promesas incumplidas con McLaren-Honda, ahora Alonso quiere garantías.

“Acabo contrato este año con McLaren. Quiero que la próxima decisión… No que sea segura, porque en el deporte no hay matemáticas, pero quiero que allá donde vaya no sea un proyecto arriesgado. No quiero una decisión en la que haya que poner demasiadas esperanzas para que cambie la cosa, quiero algo más o menos seguro, que me sienta competitivo desde el primer día, que pueda ganar”.

Fernando asegura que “el mercado siempre se mueve” y recuerda que “este año acabamos contrato varios pilotos”. Ferrari, Mercedes o Renault son algunas de las escuderías que aún no han cerrado su alineación. Fernando no habla de nombres concretos, pero confía en que será posible llegar a un buen acuerdo. “Creo que va a ser posible”, añade en alusión a su objetivo de ser competitivo desde el inicio.

“Soy optimista para el año que viene, sobre volver a esas posiciones. Tras 16 años en la Fórmula 1, me gustaría que los últimos años de mi carrera fueran en ese sentido. No tengo ni idea de qué va a pasar, no creo que sea el momento de pensar en ello, pero repito que van a salir cosas bastante interesantes”.

Sobre el Gran Premio de Azerbaiyán de este fin de semana, Fernando sabe que saldrá último porque estrena unidad de potencia. Incorpora la última versión del MGU-H de Honda, que tenía que haber llegado originalmente en Canadá.

“Seguramente será uno de los Grandes Premios más difíciles, porque con las roturas que hemos tenido a partir de esta carrera penalizaremos cada vez que pongamos un motor nuevo, como aquí. Los dos coches saldremos desde las últimas posiciones. A parte de los problemas habituales que tenemos, añadimos eso. Pero intentaremos aprender lo que podamos del fin de semana, mejorar poco a poco y llevarlo lo mejor posible”.

Intuyó que 2017 iba a ser un camino tortuoso desde el primer test de pretemporada.

“El invierno fue positivo. Entrené bien, me veía con fuerzas y teníamos buenas expectativas. Con el cambio de reglamentación, esperábamos estar en el Top 5 o el Top 6. Era un objetivo al alcance de McLaren-Honda. Cuando en el primer test vimos que dimos siete u ocho vueltas en cuatro días, nos dimos cuenta de que teníamos un año difícil por delante en el que había que estar unidos, listos para afrontarlo de la mejor forma posible. Intentas ponerle una nota de humor a todo lo que pasa, intentas aprender y mejorar como piloto para cuando llegue el momento de que dispongas de una mejor oportunidad”.

Sobre la velocidad punta de su MCL32, el asturiano expuso un ejemplo sacado del reciente Gran Premio de Montreal.

“Depende de cada circuito. En Canadá, cuando teníamos detrás el Williams con DRS la diferencia de velocidad era de 45 kilómetros/hora. Tú vas a 310 kilómetros/hora más o menos y te pasa un coche a 350. La diferencia es brutal. No es peligroso, pero sí que roza el límite e intentas no molestar o no hacer cambios de dirección demasiado bruscos”.

Por último, señaló al tenista Rafael Nadal como el mejor deportista español, por delante de él mismo.

“El mejor deportista que hemos tenido es Rafa Nadal, también en mi opinión. No sólo él: Pau Gasol, Casillas… Todos los futbolistas que nos han hecho vibrar. Yo veía a Miguel Induráin hace unos años y pensaba que nunca existiría un deportista así en España. Antes de Miguel hubo el golf, el motociclismo con Ángel Nieto… Creo que la historia del deporte en España es tan rica y vamos tan sobrados de talento que Nadal es sin duda alguna la mejor representación. Favorito a todo este año y el mejor”.

Fuente | Soy Motor

Comentarios