lunes 11 , diciembre 2017
Portada / Motorsport / Rally Dakar 2018: Mini llevará un 4×4 y Buggy para destronar a Peugeot

Rally Dakar 2018: Mini llevará un 4×4 y Buggy para destronar a Peugeot

París (Francia).- Peugeot ya no estará solo. Mini y X-Raid, el equipo que monta la estructura para el Dakar, han decidido diversificar estrategias y desarrollar desde el pasado febrero un buggy (tracción trasera) para tratar de destronar a Peugeot de su dominio en los últimos dos años.

Así, el equipo alemán llevará tres unidades del nuevo vehículo, que serán pilotadas por el ilusionado estadounidense Bryce Menzies tras perderse el Dakar 2017, el finlandés MIkko Hirvonen y el saudí Yazeed Al-Rajhi. Dentro de la misma estructura estarán los evolucionados John Cooper Works 4×4 pilotados por el español Nani Roma, el polaco Jakub Przygonski, el argentino Orlando Terranova y el chileno Boris Garafulic.

“Es un día muy especial para nosotros y en el que hemos trabajado los últimos meses. Es la primera vez que Mini presenta dos coches completamente nuevos al mismo tiempo. El 4×4 por fuera parece igual, pero por dentro tiene muchos cambios. El buggy ha sido el proyecto más grande en nuestra compañía hasta ahora y hemos trabado muy duro en él”, apuntó Sven Quandt, jefe de X-Raid.

“El año pasado vimos que podíamos seguir siendo competitivos, pero que nos faltaba evolución por hacer para ganar. En julio hubo un nuevo cambio normativo y hemos llevado un intenso programa de desarrollo para dar un paso más desde la base de 2017 en el 4×4. Puedo deciros que es tres segundos más rápido por kilómetro, lo cual es bastante significativo”.

“Tenemos tres centímetros más de suspensión, que es más del 10% de diferencia y esto es realmente notable. Es mucho más manejable, más cómodo y más rápido. El resultado final implicó gran cantidad de nuevos componentes y un chasis completamente modificado. Sacamos alrededor de 20 kg de acero del chasis; unos 3 kg de los soportes del motor; y aligeramos unos 20 kg más de la carrocería, además de otras zonas”.

En el buggy han trabajado 40 personas de cinco nacionalidades diferentes y de seis compañías distintas en los últimos siete meses y medio en un proyecto contra el reloj que Mini espera que les dé un plus frente a Toyota y Peugeot:

“Donde no vaya bien uno, irá bien el otro”. Los primeros test comenzaron en septiembre y los pilotos eligieron cuál de los dos conceptos pilotar. X-Raid trabaja contra el tiempo para tener listas las otras dos unidades del buggy, que volarán a Lima en las próximas semanas tras dos días de test en Marruecos y un shakedown en Hungría.

Fuente | Motorsport