lunes 11 , diciembre 2017
Portada / Motorsport / SsangYong, la pequeña marca lista para el rally más grande

SsangYong, la pequeña marca lista para el rally más grande

SsangYong ha presentado el Tivoli DKR, su arma para participar en la categoría máxima del Dakar 2018.

El máximo responsable de competición –y de prensa– de la marca, Íñigo Trasmonte, ha recordado que el Dakar no es un reto menor:

“Somos una marca pequeña, pero hacemos un gran esfuerzo para afrontar este desafío”. En este sentido, SsangYong España arrancó su proyecto de competición en el CERTT como una apuesta nacional y, a la luz de la victoria de Fuertes en 2015 y con la presentación del Tivoli Rally Raid durante el Salón del Automóvil de París de 2016, han conseguido recabar el apoyo de la matriz coreana ya para afrontar la actual temporada, pero sobre todo para este nuevo reto, el Dakar, donde participarán como equipo oficial.

Las 14 etapas que se disputarán del 6 al 20 de enero y los más de 4.000 kilómetros que recorrerá por territorios de Perú, Bolivia y Argentina, harán una vez más del Dakar la carrera más dura y emblemática del panorama mundial.

SsangYong Motorsport ha desarrollado en España el Tivoli DKR especialmente para la ocasión. Un buggy de 4,88 metros de largo y dos toneladas de peso creado bajo la supervisión del preparador experto en off road Javier Herrador. Su chasis multitubular está fabricado en cromo-molibdeno e integra en su estructura la jaula de seguridad que da forma al habitáculo. Por fuera, recuerda lógicamente al buggy Herrator pero cuenta con rasgos estéticos del SsangYong Tivoli.

En el apartado mecánico SsangYong ha recurrido a un motor de competición V8 de 6.2 litros derivado de un bloque americano y situado en posición central trasera para ofrecer un mejor reparto de pesos. Tanto el bloque como la culata están realizados en aluminio para reducir al máximo el peso del conjunto. En cumplimiento con la normativa de la FIA, el sistema de admisión equipa una brida de 39 milímetros, lo que limita su potencia a 405 caballos a 4.200 revoluciones por minuto. La caja de cambios Fortin FRS5 secuencial de cinco velocidades con embrague por convertidor de par y el diferencial autoblocante Torsen se encarga de transmitir toda su potencia al eje trasero.

El sistema de amortiguación y suspensión permite un recorrido de 44 centímetros, que junto a los 2,9 metros de distancia entre ejes y 1,8 metros de ancho de vías serán fundamentales para ofrecer al buggy una gran estabilidad a alta velocidad. Los frenos, por su parte, son cuatro discos ventilados de 280 y 380 milímetros de diámetro –delante y detrás, respectivamente– accionados por unas pinzas Wilwood de 6 pistones y bomba de freno independiente para cada eje. El freno de mano es hidráulico, y los neumáticos unos Yokohama Geolandar M/T G003 montados sobre unas llantas de aleación Walter Evans de 17 pulgadas. Como es habitual, están equipadas con sistema de autoinflado para sortear las dunas del desierto. Por último, para afrontar las etapas del Dakar de hasta 600 kilómetros, el Tivoli DKR equipa un doble depósito de combustible de 400 litros.

SsangYong es una marca vinculada a los vehículos todoterreno desde sus orígenes. De hecho, ya su primer modelo lanzado al mercado en 1954 fue un licencia del Jeep 4×4 para el ejército americano y, desde 1986, está especializada en vehículos todoterreno.

Fuente | Soy Motor