Portada / Rankings / Top: Los mejores autos de la saga Rápidos y Furiosos

Top: Los mejores autos de la saga Rápidos y Furiosos

La esencia de la franquicia ‘Rapidos y Furiosos’ siempre ha sido los autos modificados, sirviendo como pasarela para los modelos más icónicos de la historia, aunque en los últimos años los superdeportivos han tenido su espacio, la batalla de ideologías entre Brian y Toretto; ‘Japoneses o Americanos’ siempre está presente.

Aquí una lista de los autos más recordados de la saga:

14. Mazda RX-7 FD 1993 VeilSide

En la primera película, es el auto con el que Toretto le gana a O’ Conner, una carrera icónica bautizada con el ‘casi te gano’ en Brian. En la segunda película ‘2 Fast 2 Furious” se puede ver un modelo similar en la primera carrera y también en Tokyo Drift.

13. Chevy Camaro Yenko 1969

Para la misión especial en ‘2 Fast 2 Furious’, Brian y Roman le ganan a los ‘malos’ dos tremendos Muscle Car, entre ellos esta un exclusivo Camar0 de 1969 preparado por Yenko Chevrolet, aunque el que aparece en la película es una réplica debido a que estos modelos son muy escasos y valiosos. Otro auto recordado por el asiento ‘cohete’.

12. Dodge Charger Daytona 1969

Esta vez el exótico Dodge Charger Daytona, una leyenda de la NASCAR, el cual se distinguen por su capó alargado y su enorme alerón trasero. Estuvo presente en la sexta entrega de la saga.

11. Honda S2000

El auto de Johnny Tran, se recuerda por la carrera contra el Jetta A3 de Jesse y por ser uno de los mejores modelos deportivos de Honda. Como olvidar la advertencia de Brian: ‘Ese auto tiene miles de dólares invertidos’, claro que Jesse no hizo caso…

10. Mitsubishi Eclipse 1995

Al más estilo Need For Speed Undergroud, el Mitsubishi Eclipse de la primera película es otro muy recordado, aunque no tuvo mucha vida útil a ser destruido por Johnny Tran y sus secuaces.

9. W Motors Lykan HyperSport 2013

En la séptima entrega se pudo ver posiblemente el auto más costoso de toda la saga. El Lykan Hyperssport saltó de un edificio y marcó la nueva tendencia de la serie. Un hyperauto de la firma libanesa W Motors que llega de 0 a 100 en 2.8 segundos.

8. Volkswagen Jetta A3

Otro de los modelos icónicos de la serie, el preciado auto que le dejó su padre como herencia a Jesse.

7. Mitsubishi Lancer Evolution VII 2002

En la segunda película Brian O’Conner recibió un Lancer Evolution muy llamativo para su misión encubierta. Un auto con más de 300 caballos y leyenda de los rallyes.

6. Nissan Skyline 2000 GT-R 1971

En ‘Fast Five’ pudimos ver a Brian O’Conner con el primer GT-R de la historia. Un ícono de los años 70, por supuesto aquí se mostraba el amor de Brian por los autos japoneses.

5. Acura NSX 2000

Mia Toretto conduce el NSX-T con partes de la versión japonesa NSX-R. Lo vimos en la cuarta y quinta entrega. El NSX es considerado uno de los mejores autos japoneses de toda la historia.

4. Toyota Supra Mark IV

El Supra fue uno de los autos estrella de la primera película, rescatado por O’Conner de un depósito de chatarra y devuelto a la vida en el garaje de Toretto. Este fue el pago de Brian tras explotar el Mitsubishi Eclipse.

3. Honda Civic Coupe 1997 VeilSide

El auto de las temerarias persecusiónes en la primera película. Negro, rápido e imponente, el Civic Coupe preparado por la firma japonesa VeilSide se convirtió en un referente de la cultura racing en el mundo.

2. Nissan Skyline R34 GT-R

A principios de 2003, en ‘2 Fast 2 Furious’, Brian O’Conner conduce un Nissan Skyline GT-R R34. Entra a una carrera callejera típica de la serie, donde salta sobre otro auto con esta máquina de doble turbo y tracción en las cuatro ruedas. El R34 regresa en la cuarta entrega.

1. Dodge Charger 1970

Al final de la primera película, Dominic Toretto compite con Brian O’Conner en el Dodge Charger 1970 R/T de su padre, que se dice que tiene 900 caballos de fuerza. El automóvil regresa para las películas 4 y 5, sin dudas el auto más representativo de toda la saga.

Cerramos con la primera carrera de rápido y furioso:

Comentarios